Qué alimentos comer para subir las defensas y prevenir la gripe en otoño - Tu Frutería
16157
post-template-default,single,single-post,postid-16157,single-format-standard,bridge-core-2.4.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

Qué alimentos comer para subir las defensas y prevenir la gripe en otoño

Para prevenir o combatir las gripes de otoño hay alimentos muy eficaces como son los ajos, cebollas, frutas que contengan vitamina C, calabazas (ricas en vitamina A), jengibre o alimentos ricos en zinc como son legumbres, carnes magras o frutos secos.

Con el otoño, y especialmente conforme se acerca el invierno, los resfriados, catarros y gripes aumentarán por los tipos de virus que hay en el ambiente. Especialmente la gripe suele afectar entre un 5% y 15% de la población mundial, especialmente en las edades comprendidas entre 5 y 14 años, y personas mayores de 64 años. Además, con la pandemia mundial, los síntomas de la gripe pueden llegar a confundirse con el coronavirus.

Existen muchos modos para prevenir contagios, como es la vacunación, lavarse las manos o ventilas las habitaciones. En el momento en que hemos cogido la gripe, los fármacos también ayudan. No obstante, la alimentación juega un papel fundamental para prevenir y disminuir su duración.

A continuación te contamos las claves para subir las defensas y prevenir las gripes de otoño

Seguir una dieta equilibrada

Una dieta sana y equilibrada ayudará al organismo a prepararse para prevenir y combatir síntomas de gripes, incluso en el caso de coger la enfermedad. Los expertos recomiendan, especialmente, la cebolla y el ajo, alimentos con contenido en folato (vitamina B9) como es el brócoli, coles de Bruselas o remolacha, y los alimentos ricos en vitamina B como legumbres y cereales.

 También se recomiendan alimentos con propiedades antioxidantes como son las verduras de hoja oscura o los cítricos. Tampoco hay que olvidarse de los alimentos con proteínas como son la leche desnatada, frutos secos o legumbres.

Tomar líquidos es fundamentales

La ingesta de líquidos como el agua es fundamental para evitar deshidratación, contribuir a eliminar la mucosidad y disminuir las toxinas. Puede sustituirse o complementarse con zumos con propiedades antioxidantes como tomate o naranja.

El poder del ajo y la cebolla

Como medida de prevención, tomar uno o dos dientes de ajo al día es conveniente para prevenir, o un diente de ajo varias veces al día si ya hay una infección aguda. Eso sí, hay que tener cuidado de no abusar puesto que puede provocar un efecto anticoagulante.

La cebolla es otro alimento antigripal que debe tomarse cruda para preservar las propiedades. Es rica en quercetina, antiinflamatoria, antioxidante y funciona como antibiótico natural. Puede acompañarse en ensaladas o preparar con un jarabe de cebolla y miel.

Vitamina C: ¡La clave!

Los alimentos ricos en vitamina C alivian los síntomas de la gripe. Esta vitamina es fundamental para el funcionamiento de las células defensivas. La contiene cítricos como pomelos, naranjas o limones, o verduras como pimientos y verduras de hojas verdes como son la rúcula, rabanitos, coles, espinacas, brócoli o nabos.

Otro alimento rico en vitamina C para combatir la gripe es la granada, con altas propiedades antioxidantes, cubriendo las necesidades diarias de ácido fólico. Refuerza al sistema inmunológico, alivia la fiebre, dolor de garganta e infección de oído.

Eso sí, las frutas cítricas, como son la mandarina o naranja, son las mejores aliadas para la época de gripe. Son ricas en vitamina C, fortalecen el sistema inmune frente a posibles virus. Por la parte de la mandarina, aun conteniendo una cantidad menor de vitamina, aporta grandes dosis de beta-caroteno.

No obstante, el alimento más rico en vitamina C es el Kiwi, ya que contiene el doble que la naranja y cubre las necesidades diarias.

La vitamina A ayuda

Tampoco debemos olvidar los alimentos que contienen vitamina A que ayuda en la renovación de células inmunitarias y aumentan las defensas. Puede obtenerse de alimentos de origen animal como huevos o pescado azul, pero si prefieres una alimentación vegetal, las zanahorias, borraja o verduras de hoja verde son tus aliadas, junto con la calabaza.



Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies